Comience a escribir y presione Entrar para buscar

LA RECETA PARA ALIVIAR EL MASKNÉ

LA RECETA PARA ALIVIAR EL MASKNÉ

El famoso maskné… Palabra que ni existía pero como con todo, alguien se la inventó desde que empezamos con el uso del cubrebocas todos.los.días. Si es un “conocido” tuyo, te platicaremos más sobre cuáles son las causas y lo que puedes hacer para disminuirlo.

Empecemos explicando qué es: Como dice su nombre “mask” + “acné”, son los brotes provocados por el cubrebocas, algo que debemos usar por salud y por los demás, pero que al final también ha tenido muchas consecuencias en nuestra piel.

LAS CAUSAS DEL MASKNÉ

  • El roce de la tela con tu piel por el contacto prolongado la irrita y, básicamente, podemos decir que tu piel se “enoja”.
  • Combina eso con la humedad provocada por el aliento que queda atrapado entre el cubrebocas y tu piel… Es el ambiente perfecto para las bacterias: bacterias (externas a las naturales de la piel) = acné bacteriano.
  • Si normalmente traes productos como maquillaje o incluso un protector solar pesado debajo del cubrebocas, estos también contribuyen a tapar tus poros.

Lo bueno es que no todo está perdido y tenemos la fórmula (probada y amada) para que todo quede bajo control.


#1 PREVENIR

La regla de oro es cambiar tu cubrebocas, porrrr favorrrrr. Si usas desechables, tanto por salud como por tu piel, cámbialo todos los días. Y si eres de cubrebocas de tela, lávalo cada día con un jabón antibacterial.

La regla de oro 2.0 es “menos es más”, es decir, mientras menos producto pesado uses sobre tu piel, mejor. Busca un protector solar en gel o con textura de esencia y definitivamente no apliques maquillaje en la parte de tu cara que queda cubierta. ¡Hora de sacar tu creatividad en las sombras y delineados!


#2 CALMAR

Algo muy muy importante, mucho más importante que atacar los granitos, es calmar tu piel. Sabemos que a veces duele, arde o se reseca, entonces toca hidratarla muy bien y aplicar productos calmantes para que vuelva a su equilibrio. Además, enfócate en restaurar y fortalecer tu barrera cutánea para combatir esta irritación.

Busca estos ingredientes

Centella asiática, pantenol, ceramidas, heartleaf, niacinamida, aloe vera.

#3 TRATAR

Si ya tienes algún brote, lo que toca es tratarlo (con amor, no queremos que lastimes tu piel). No lo exprimas, mejor aplica un parche de hidrocoloide para sanarlo y absorber la grasita, además de protegerlo del cubrebocas. Incorpora en tu rutina exfoliantes químicos gentiles en combinación con algunos calmantes y los granitos se irán.

Busca estos ingredientes

Tea tree, artemisia, ácido salicílico (BHA), ácido glicólico (AHA), propóleo + vitamina C para las manchitas.

Esperamos que esta guía te haya ayudado y si tienes algunos tips extra que te hayan servido, no te olvides de compartirlos en los comentarios.

  • Compartir con: